Exdiputado y empresario son detenidos por simular contratos por 2.4 mdp en gobierno de César Duarte

La Redacción

21 de junio de 2017


CHIHUAHUA, Chih. (apro).- El exdiputado local por el Movimiento Ciudadano y expanista, Fernando Reyes Ramírez, y el empresario Iván Sánchez Jasso, fueron detenidos este miércoles acusados de diseñar contratos simulados para desviar a su favor 2.4 millones pesos del erario.

César Augusto Peniche Espejel, fiscal general del estado, informó que el exlegislador fue aprehendido a las 8:00 horas, por el presunto desvío de poco más de 2.4 millones de pesos que recibió como pago por su voto a favor de la bursatilización de dos bonos carreteros por seis mil millones de pesos, aprobada por mayoría de votos en el Congreso del estado en julio pasado.

El empresario es representante legal de Bildung Consultoría Organizacional S.A de C.V, compañía que habría servido para ese fin.

De acuerdo con el fiscal general, la autoridad ministerial les formulará imputación por el delito de peculado agravado cometido entre julio y septiembre de 2016.

Según la investigación, los detenidos realizaron procedimientos administrativos de contratación de servicios profesionales, de acuerdo con contrato SH/AD/001, identificados como “Análisis estratégico de municipios del estado de Chihuahua, en relación a la situación financiera de gobierno federal y la prospectiva de programas federales y su aplicación”. Tales servicios nunca fueron prestados.

Presuntamente, Fernando Reyes pactó y orquestó el pago con el exgobernador, César Horacio Duarte Jáquez, y se encargó de conseguir la empresa que simuló la prestación del servicio para justificar la salida del dinero.

Además, operó el procedimiento administrativo de contratación con los funcionarios involucrados para recibir los casi 2.5 millones de pesos. El contrato salió de la Secretaría de Hacienda estatal.

La semana pasada, las autoridades vincularon a proceso al exdirector de Adquisiciones y Servicios de Hacienda, Sergio Medina Ibarra, acusado del desvío de 379 millones de pesos.

Durante la audiencia del caso, un testigo protegido declaró que el exdirector de Administración de Hacienda, Gerardo Villegas Madriles, compró cuatro maletas y en dos de ellas guardó 22 millones de pesos en billetes de 500 pesos para entregarlos personalmente a Duarte Jáquez en la Casa de Gobierno.

En la denuncia se presume que tal cantidad fue utilizada para pagar a los exdiputados que aprobaron la bursatilización con 23 votos a favor, ocho en contra y dos ausencias. Una de las diputadas que faltó es la priista, Teporaca Romero del Hierro, esposa de Fernando Reyes; al final de sexenio se convirtió en opositora de Duarte.

Fernando Reyes es además yerno del exsecretario general del gobierno duartista, Raymundo Romero Maldonado.