Denuncia la Profepa el quebrantamiento de sellos de clausura en Área Natural Protegida de Tulum

La Redacción

4 de agosto de 2017


CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Tres desarrollos turísticos quebrantaron los sellos de clausura y continuaron con su funcionamiento de manera irregular en el Área Natural Protegida (ANP) Parque Nacional Tulum, denunció la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

En un comunicado, el organismo precisó que la falta fue detectada por inspectores de la Oficina Regional en Akumal, quienes realizaron visitas para verificar el cumplimiento de las clausuras impuestas en cinco proyectos turísticos ubicados en esa ANP del municipio de Tulum, Quintana Roo.
Los dos proyectos turísticos restantes cuentan con los sellos de clausura intactos y no están operando, agregó.

De acuerdo con la Profepa, dicho incumplimiento trae como consecuencia la presentación de las querellas correspondientes, debido a que el quebrantamiento de sellos por una autoridad pública está tipificado como delito, por lo que las personas que incurrieron en ello pueden ser sancionadas en los términos del artículo 187 en relación con el 420, fracción V, del Código Penal Federal.

Destacó que el artículo 170 bis de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA) indica que cuando se impone alguna medida de seguridad, el particular está obligado a subsanar las irregularidades que las motivaron, a fin de que una vez satisfechas se ordene el retiro de las mismas; sin embargo, los desarrollos turísticos clausurados no han presentado la autorización en materia de impacto ambiental que emite la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

El Parque Nacional Tulum fue establecido mediante decreto presidencial, con una superficie de 664-32-13 hectáreas. Su creación considera el uso público, científico, educativo o recreacional; además, posee ecosistemas costeros como la duna y los humedales de manglar de singular belleza, que en su interior albergan diversas especies de flora y fauna características de la región, las playas y los cenotes.

Los diversos ambientes de esa ANP son el hábitat de plantas y animales representativos del corredor Cancún-Tulum, algunas de ellas en estatus de riesgo, endémicas, amenazadas y en peligro de extinción, precisó la Profepa.