Fitch baja calificación crediticia de Chihuahua; la culpa, los adeudos de Duarte: Hacienda

La Redacción

2 de septiembre de 2017


CHIHUAHUA, Chih. La calificadora Fitch bajó la calificación crediticia al gobierno de Chihuahua de A-(mex) a BBB+(mex), que la Secretaría de Hacienda estatal atribuye a los adeudos con proveedores y acreedores por alrededor de 4 mil millones de pesos que recibieron de la administración de César Duarte Jáquez.

El secretario de Hacienda, Arturo Fuentes Vélez, informó que el gobierno anterior no reportó esos adeudos a la calificadora en su oportunidad e indicó que Fitch destaca la necesidad de bajar el costo de la deuda.

“La calificación de la firma especializada pone de manifiesto la necesidad de que los pasivos bancarios del estado, los cuales suman más de 20 mil millones de pesos, sean refinanciados en mejores condiciones de pago, para así reducir el costo de la deuda y el gasto que se hace en pago de intereses”, destacó el funcionario.
 
El Poder Ejecutivo ha insistido desde junio pasado al Congreso del estado que aprueben la reestructuración de la deuda de 20 mil millones 404 mil pesos que tiene con la banca comercial, que se adquirieron con altas tasas de interés.

Una vez apruebe el proyecto de refinanciamiento (al que se ha negado aprobar principalmente la bancada del PRI) y que se liquiden esos créditos, la Secretaría de Hacienda abriría el proceso formal de concurso, para recibir ofertas de instituciones financieras para reestructurar esos pasivos y tomarán en cuenta la propuesta del o los bancos que ofrezcan menor tasa.

Los fondos de reserva, explicó en su momento Fuentes Vélez, son de 502 millones de pesos y buscan que quede en 425 millones; buscan además que bajen las garantías de pago oportuno, con el que podrían ahorrar 60 millones de pesos y, finalmente, liberarían una parte de la participaciones, que actualmente están comprometidas en un 79.7 por ciento, pero con la propuesta del Ejecutivo se bajarían al 50 por ciento, con lo que se liberaría el 30 por ciento de las participaciones.

El secretario de Hacienda explicó a través de un comunicado de prensa que la existencia de los pasivos que menciona Fitch, son los que la actual administración ha informado “con puntualidad”, que representan factores de presión sobre las finanzas del estado y que le valió la baja calificación. 
 
La institución calificadora reconoce el esfuerzo de la actual administración en el saneamiento de sus finanzas, y la fortaleza de sus ingresos propios y establece que está tendencia puede modificar la calificación, agrega el comunicado.
 
En la medición de la posibilidad de incumplimiento utilizada por instituciones financieras, Chihuahua se recuperó, de un 18.9 por ciento en diciembre de 2016 a 7.4 por ciento en junio de 2017.
 
“El sistema de alertas de la SHCP también refleja la tendencia positiva al mejorar el estado en sus tres indicadores en la más reciente publicación de agosto 28, respecto de la de junio 29”.                       
 
La firma advirtió que hay una flexibilidad muy limitada de compra con indicadores en la categoría BBB(mex), pero reconoce el esfuerzo que hace el gobierno de Chihuahua al aplicar un plan de reconstrucción y de reducción del gasto corriente, pero en las condiciones actuales, el servicio de la deuda (pago de intereses) representaría la totalidad del ahorro interno.
 
Arturo Fuentes Vélez urgió de nuevo al Poder Legislativo a aprobar el plan de refinanciamiento propuesto por el Ejecutivo, o bien, que sus integrantes presenten una alternativa viable, que permita ahorrar más de 200 millones de pesos al año, como lo ha calculado el gobierno del estado en su propuesta de reestructuración.