Cordero, al unísono con los elogios de Camacho Quiroz al gobierno peñista

Juan Carlos Cruz Vargas

2 de septiembre de 2017


CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El líder de la bancada priIsta en la Cámara de Diputados, César Camacho Quiroz, no se anduvo por las ramas al asegurar que el balance presentado por Enrique Peña Nieto en el Quinto Informe de Gobierno refleja un “México boyante” llevado por un presidente “con alto sentido de responsabilidad y con claridad en el camino”.

Después de asistir al acto llevado a cabo en el patio principal del Palacio Nacional, donde Peña presumió los logros de su administración, Camacho Quiroz esbozó una sonrisa y alzó la voz ante reporteros:

“Nosotros quedamos muy complacidos, muy estimulados, no sólo por la contundencia de los datos que son más fuertes que el discurso, que las expresiones retóricas. Creo que el balance que nos presenta el presidente Peña hoy, podemos advertir un México que crece, cuya economía es boyante”.

El nacido en Atlacomulco no paró ahí y echó loas al mandatario.

“Un México que ha tenido en el gobierno de la República un conductor consistente, con gran sentido de la responsabilidad que entrando a la recta final de la administración, tiene claridad en el rumbo y la certeza de que este es el camino correcto”.

De los casos de corrupción en los que se ha visto envuelto el gobierno; de la impunidad en el tema Ayotzinapa; de los periodistas asesinados; de la creciente inseguridad y ya ni decir del pobre crecimiento económico, no habló.

Eso sí, César Camacho dio el espaldarazo legislativo al gobierno federal para la recta final del gobierno.

“Tendrá el presidente Peña, en sus compañeros de partido en la Cámara de Diputados a aliados firmes, nos sólo para impulsar piezas legislativas, sino para que en el trabajo político, de la conciliación seamos capaces de sumar intereses y de consolidar lo logrado hasta ahora”.

Peor, también entrevistado al final del acto, a las puertas del Palacio Nacional, el recién ascendido como presidente del Senado, Ernesto Cordero se saltó la barda:

“México eligió una ruta de crecimiento, de libertades desde hace 30 años, cuando México se abrió al mundo a principios de los 90 y a México le ha ido bien con esa ruta, tenemos que seguir perseverando, avanzando, consolidando los retos que tenemos. Nos ha ido bien en estos 30 años y hay que seguir por ahí”.

El panista, quien fue tildado como “traicionero” dentro de su partido resultó ser admirador de la política económica del PRI, cuando años atrás como Secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en el gobierno de Felipe Calderón, no dejaba pasar oportunidad para criticar el estado crítico en que el PRI había dejado a la economía nacional.

Por su parte, el exlíder nacional del PRI llamó al PAN a “renunciar a los chantajes inconducentes” y dejar de “regatearle” al tricolor, para que se instale la Mesa Directiva en la Cámara de Diputados.

“Hacemos votos para que haya Mesa Directiva y apelamos al sentido de responsabilidad y a renunciar a los chantajes inconducentes que hablan de poco oficio político y la pretensión de imponer condiciones absurdas y regatearle al PRI la presencia de la mesa que nosotros demandamos, que es lo que jurídicamente nos corresponde”.

Agregó: “Si no por elemental reciprocidad, porque en los dos años anteriores hemos dado nuestros votos y nuestra aquiescencia para que representantes del PRD y el PAN se hagan cargo de la Mesa. No hay por qué, no hay razones, no hay justificación para que nos lo nieguen. Si no se llega a un acuerdo no habrá un tiempo Mesa Directiva con la irresponsabilidad del PAN”.