Prohíben en la Casa Blanca el uso de aparatos electrónicos personales tras Rusiagate

J. Jesús Esquivel

4 de enero de 2018


WASHINGTON (apro) – Ante el torrente de información filtrado a medios de comunicación, la Casa Blanca anunció la prohibición del uso de teléfonos celulares y otros aparatos electrónicos personales por parte de todo su personal e invitados a la mansión presidencial.

“La integridad y seguridad de los sistemas de tecnología en la Casa Blanca son una alta prioridad para el gobierno de (Donald) Trump, por lo tanto y a partir de la próxima semana no se permitirá el uso de todos los aparatos electrónicos personales al equipo que trabaja en el Ala Oeste y a invitados”, informó por medio de un breve comunicado de prensa, Sarah Huckabee Sanders, la vocera presidencial.

La medida responde a las constantes filtraciones de “información sensible” a medios de comunicación, de las cuales se ha quejado el propio presidente de los Estados Unidos.

El Ala Oeste de la Casa Blanca es la zona del inmueble presidencial donde se encuentra la Oficina Oval, y el despacho del jefe de gabinete y las oficinas de los principales asesores de Trump.

Es en esa parte de la Casa Blanca se manejan los asuntos más sensibles de la política nacional y exterior de los Estados Unidos.

En el marco de la investigación que lleva a cabo el fiscal independiente del Departamento de Justicia, Robert Mueller, para determinar si hubo alianza entre la campaña presidencial de Trump y el gobierno ruso para socavar las elecciones presidenciales de 2016, la nueva medida anunciada por la Casa Blanca expone el temor que hay entre el círculo más cercano de asesores del presidente Trump de que se filtre nueva información que los ponga en entre dicho o los comprometa judicialmente.

“El personal de la Casa Blanca podrá llevar a cabo su trabajo en beneficio del pueblo estadunidense con aparatos del gobierno”, concluye el comunicado que difundió Huckabee Sanders.

Bajo la medida, a partir de la próxima semana todo el personal de la Casa Blanca que trabaja en el Ala Oeste y los visitantes, no podrán utilizar sus teléfonos celulares, tabletas electrónicas o computadoras portátiles mientras se encuentren en esa parte de la mansión presidencial.