Dan prisión preventiva a policía acusado de participar en el asesinato de dos jóvenes en Chilpancingo

Ezequiel Flores Contreras

7 de enero de 2018


CHILPANCINGO, Gro. (proceso.com.mx).- Un juez de primera instancia dictó prisión preventiva contra un policía municipal de Chilpancingo, acusado por la Fiscalía General del estado (FGE) de participar directamente en el crimen de los jóvenes Jorge Arturo Vázquez Campos y Marco Eduardo Catalán Cabrera, quienes fueron detenidos por uniformados el 31 de diciembre, entregados a la delincuencia y posteriormente encontrados ejecutados la semana pasada.

En la audiencia inicial, realizada ayer por la noche en la tercera sala penal del Poder Judicial, el presunto responsable identificado como Remigio, se reservó su derecho a declarar y escuchó las imputaciones de las autoridades ministeriales junto a un defensor de oficio que le fue asignado ante la falta de un abogado particular.

Por su parte, el juez dictó la medida cautelar de prisión preventiva contra el uniformado, en tanto se resuelve su situación jurídica el próximo viernes 12, informaron fuentes oficiales a Proceso.

De acuerdo con la investigación de la FGE, basada en el testimonio de cuatro testigos, durante la madrugada del 31 de diciembre se registró una riña en la zona de cantinas de la feria de Chilpancingo, donde fueron detenidas las dos víctimas, así como otro joven identificado como Milton y trasladados a la delegación de barandilla municipal.

El policía inculpado era el chofer de una de las dos patrullas que participaron en la detención y según la Fiscalía, el uniformado pidió que fuera liberado Milton, bajo el argumento de que “era su amigo”.

En tanto, los otros dos jóvenes sí fueron ingresados a barandilla cerca de las 08:00 horas del 31 de diciembre.

El relato de la Fiscalía señala que Milton anunció a los policías que “iría por dinero para pagar la multa” de los jóvenes que quedaron detenidos y luego, presuntamente entregó mil 5 pesos al policía inculpado.

Cerca de las 09:20 horas, Campos Vázquez y Catalán Cabrera salieron de barandillas acompañados por el policía Remigio y sobre la calle, el uniformado hizo señas a los tripulantes de un auto blanco tipo Tsuru.

Del vehículo descendió Milton, así como un hombre armado con un fusil AR-15, quienes se llevaron por la fuerza a los dos jóvenes que permanecieron desaparecidos cinco días y posteriormente encontrados ejecutados la semana pasada al norte de esta capital, afirmaron las autoridades ministeriales.