Académicos de la Universidad Juárez de Tabasco reclaman pago de 60 días de aguinaldo

Armando Guzmán

8 de enero de 2018


VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- Maestros e investigadores de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT) iniciaron protestas frente a la rectoría para exigir el faltante de aguinaldos que no se les pagó en diciembre por la crisis financiera que atraviesa esa casa de estudios.

El profesor Julio César Cabrales informó que en diciembre les pagaron 15 días de aguinaldo y el rector de la UJAT, José Manuel Piña Gutiérrez, prometió que en los primeros días de enero se les liquidarían los 60 restantes para completar los 85 días que establece el contrato colectivo, así como la primera quincena de este mes.

También lamentó que esta situación afecte a más de 2 mil 800 docentes del Sindicato de Profesores e Investigadores de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (SPIUJAT), así como a trabajadores de áreas administrativas que se encuentran en protesta de “brazos caídos” en espera de sus pagos.

Luego dijo que por el momento el ciclo escolar no está en riesgo porque inicia en febrero, pero no descartan volver a bloquear calles y avenidas como lo hicieron el 22 de diciembre, en una acción que por casi 12 horas desquició Villahermosa, la capital.

La protesta de los académicos inició al mediodía y por la tarde fueron atendidos por el rector Piña Gutiérrez, quien posteriormente informó que esta semana habrá respuesta para realizar los pagos, pues el gobierno federal no ha “bajado” el subsidio para la universidad.

“El problema es que han disminuido los subsidios y, al disminuir, hay presiones en los gastos corrientes, estamos hablando de 120 millones de pesos para aguinaldos”, admitió.

El compromiso, añadió, es pagar los aguinaldos al 100% y todo depende de la información que envíe la Federación, vía la Secretaría de Educación.

La UJAT es una de las universidades del país implicada en la “Estafa maestra”, consistente en la firma de millonarios contratos con Petróleos Mexicanos (Pemex) para proyectos y obras que, en muchos casos, se pagaron y ni siquiera se iniciaron o quedaron a medias.

Las investigaciones de Animal Político, portal noticioso que reveló la “Estafa maestra”, descubrieron que las universidades implicadas fungían como intermediaras en la contratación de empresas “fantasma” y se quedaban con jugosas comisiones.

Sin embargo, tras indagar las denuncias, la Secretaría de la Función Pública (SFP) y la Auditoría Superior de la Federación (ASF) concluyeron que la UJAT solventó todas las irregularidades encontradas.